Identidad Corporativa

¿Qué es una identidad corporativa?

Básicamente la identidad corporativas es una expresión y un reflejo de la cultura, el carácter, la personalidad, los productos y servicios de una organización o marca. Una identidad corporativa sólida y efectiva ayuda a tu empresa a sobrevivir en el mercado a largo plazo.

Importancia

Una identidad corporativa sólida es esencial para toda organización empresarial, ya que ayuda en la interacción de los clientes y la empresa. Los clientes generalmente obtienen una gran ayuda para comprender tu negocio con una identidad corporativa bien definida.

Una identidad corporativa efectiva define la personalidad de tu marca.

Destacarse en un mercado abarrotado es un requisito comercial para aumentar las ventas, los beneficios y el éxito. Un inquilino básico de marketing es el establecimiento de una identidad de marca para productos y servicios. Las necesidades de branding no se limitan únicamente a la comercialización de productos. 

Beneficios:

  • Una marca efectiva minimiza la necesidad de grandes iniciadores de mercadotecnia para cada nuevo producto ya que el consumidor tiene una comprensión preestablecida de la calidad, confiabilidad y propósito del producto.
  • La identidad dicta los tipos de empleados, la apariencia, el embalaje del producto y las características físicas de la tienda. Estos atributos permiten a los clientes identificar y relacionarse con una empresa al otorgarle cualidades reconocibles, incluso parecidas a las humanas. 
  • Las empresas pueden ser energizantes, compasivas y confiables. 
  • Los clientes que pueden relacionarse con una empresa crean un vínculo emocional. 
  • Las conexiones sólidas con una marca conducen a una alta lealtad de los clientes, mayores ganancias y publicidad de boca en boca beneficiosa.

En definitiva, a día de hoy resulta imprescindible que las empresas tengan una identidad corporativa, con el fin de tener una imagen atractiva, atrayente, memorable y acorde al estilo de la empresa. Y es realmente importante que se haga al principio, cuando la empresa está comenzando su actividad. Es en ese momento cuando debemos posicionar nuestra marca, darla a conocer a los usuarios y que conozcan desde el primer momento qué ofrece, cuáles son sus valores y si son acordes o no a sus necesidades como usuario.

Tratar de modificar la identidad cuando una empresa ya lleva algo de tiempo desarrollando su actividad, es algo más complicado, porque los clientes ya se han hecho una imagen de ti e intentar modificarla y amoldarla a la nueva “filosofía” es más complicado.

¡Deja que tu identidad corporativa refleje la esencia de tu marca!